Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Impuestos 0,00 €
Total 0,00 €

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Ahorra comprando KITS Como comprar Envíos Gratis Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Agréganos al MSN

Mantenimiento



Lavado de tus dreadlocks


En cualquier momento que sientas que necesitas lavar tus rastas, simplemente lávalas. Si estás usando Knotty Boy Dread Wax con tus dreads recién hechas, es recomendable no lavar el pelo por lo menos durante una semana para darle tiempo a que se sequen bien y se compacten. Después no te preocupes por cuando tengas que lavar las rastas. De hecho, al lavar el pelo eliminas la grasa natural de tu cuero cabelludo ayudando a que tus dreads crezcan mejor.

Cuando lo laves frota bien tu cuero cabelludo con el Knotty Boy Shampoo Bar. No uses champús regulares, de droguerías o salones ya que contienen acondicionadores y otros productos químicos que suavizan y deshacen tus dreads.

Un consejo para secar tus dreads después de lavarlas: si son nuevas, con cuidado y con una toalla seca, exprime el agua de las rastas. Es muy importante que seques bien tus dreads cada vez que las laves o humedezcas. Si haces natación o las lavas más de una vez a la semana, tus dreads pueden acumular mal olor si no las secas completamente al sol, con un secador, etc.



Tratar las raíces


Despues de unas semanas con tus nuevos dreads algunas raíces de tus dreads pueden empezar a juntarse, usando un poco de Knotty Boy Locksteady Tropical Tightening Gel es una buena forma para evitar esto, unir los pelos sueltos a las rastas y que tus dreads crezcan compactas y definidas.

El frotar no se va a acabar! Aquí te vamos a explicar cómo ir "enrastando" la parte de la raíz, el pelo que va creciendo. Lo que tienes que hacer es agarrar un dread con los dedos índice y corazón y frotar en círculos contra el cuero cabelludo durante 10 minutos aproximadamente. Lleva su tiempo, pero es muy eficaz, con esto tus dreads irán creciendo uniformemente. Esto lo que hará será ir liando el pelo que va creciendo. Cuando haya crecido unos 4 o 5 cm aproximadamente puedes utilizar la técnica que se explica en el punto siguiente.



Twisting!


Otro método para ir enrastando el pelo nuevo. Con esta técnica harás que tus dreads vayan creciendo compactos y fuertes. Pero hay que hacerlo con cuidado ya que hay gente que abusa de esta técnica y lo único que consiguen es que los dreads se vayan haciendo más delgados por la parte de la raíz.

Con el tiempo y la práctica se irá perfeccionando esta técnica, que es perfecta si se combina con lo de frotar contra el cuero cabelludo.

Para hacerlo tienes que dividir la parte más pegada a la raíz de la rasta en dos (hay quienes utilizan un bolígrafo o algo similar como ayuda) y pasar la punta de la rasta por ese hueco. Hacerlo una vez por cada dread.

Atención: cuando vuelva a crecer el pelo y vayas a volver a pasar la punta por la raíz debes dividir el pelo en el sentido contrario del que lo habías hecho la ultima vez. Es decir, hay que ir haciéndolo en forma de cruz, ya que si siempre se divide por el mismo lado puede deformarse el dread y se verá la línea por donde se dividió.

Y recuerda que no debes abusar de esto, es decir, primero tienes que dejar que el pelo haya crecido como unos 4-5 cm aproximadamente como se indica más arriba, ya que si aprietas demasiado la rasta ésta podría crecer torcida, más fina e incluso podría romperse.

En algunos casos la rasta al crecer puede quedar algo plano, esto se soluciona con el palm-roll.